CORONAVIRUS

Momentos retadores para el turismo peruano

La aparición del coronavirus ha supuesto el mayor desafío que ha enfrentado el turismo en las últimas décadas. Esta industria, una de las más afectadas y que será de las últimas en salir de la crisis, necesita la ayuda e ideas de parte de los sectores público y privado para poder lograr la tan ansiada reactivación.

El turismo sigue atento a cada pronunciación desde que el Gobierno peruano decreto el Estado de Emergencia y el aislamiento social obligatorio para el combate de la pandemia del Covid-19, como fue declarada por la Organización Mundial de la Salud. Estos días han mantenido en vilo a todos los actores de la industria turística.

Lo que empezó como una recomendación ahora se ha vuelto una obligación: ningún conciudadano puede moverse de su domicilio más que para cumplir con necesidades básicas o en casos de emergencias de salud. Casi todas las industrias a nivel nacional se han visto detenidas, con la amenaza del despido y la falta de liquidez afectando tanto a empresas como a personas.

Uno de los sectores más afectados ha sido, sin lugar a dudas, el turismo. Tanto a nivel nacional como internacional, con la Organización Mundial del Turismo (OMT) estimando que la llegada de turistas internacionales a diferentes países podría caer hasta un 30%. “El turismo es uno de los sectores económicos más golpeados. Sin embargo, está unido también para ayudar a afrontar esta inmensa emergencia sanitaria –nuestra absoluta prioridad–, a la vez que aúna fuerzas para mitigar el impacto de la crisis, especialmente en el empleo, y para apoyar esfuerzos de recuperación más amplios mediante la creación de empleo y el impulso al bienestar económico en todo el mundo”, declaró Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT.

Con la importancia que este sector tiene para Perú, las reacciones desde los sectores público y privado no se han hecho esperar, con diferentes planes que se han puesto sobre la mesa para afrontar una situación sin precedentes en las últimas décadas.

EL TURISMO PARA EL GOBIERNO.

Desde que empezó el Estado de Emergencia, el presidente Martín Vizcarra ha ofrecido una conferencia diaria en la que presenta el avance del Covid-19 junto a miembros de su gabinete de ministros. Los que más intervienen son, con justa razón, María Antonieta Alva, ministra de Economía; y Víctor Zamora, ministro de Salud. Sin embargo, como ya lo mencionamos líneas arriba, el sector turismo ha sido uno de los primeros en verse afectado por el cierre de fronteras y el aislamiento social.

En ese sentido, las declaraciones del titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Edgar Vásquez, recién han tocado los medios en los últimos días, en las que mencionó la intención del Gobierno de mantener la salubridad económica de las empresas de turismo, haciendo hincapié en la situación desfavorable de guías de turismo y artesanos. “Estamos hablando de hoteles, agencias de viajes y aerolíneas, porque para nosotros el poder evitar el quiebre de las aerolíneas es medular, porque es la forma en la que viabilizamos la conectividad de nuestro territorio, que geográficamente es complejo, pero también nuestra conexión internacional en el punto en el cual ya se puedan necesitar”, expresó. Dentro de las medidas inmediatas para combatir la enfermedad que también ataca la economía de las empresas, el Gobierno ha dispuesto algunas que podrían beneficiar a la industria turística.

La reacción inmediata fue la creación del Fondo de Apoyo Empresarial (FAE-Mype). Este fondo, que consta de S/. 300 millones, supone garantizar créditos a micro y pequeñas empresas para no comprometer su capital de trabajo y refinanciar y reestructurar el pago de las deudas que hayan contraído. El fondo tendrá una vigencia de cinco años y los créditos otorgados oscilarán de S/. 30 mil a S/. 90 mil soles.

Otra medida importante es la aprobación de dos subsidios para poder mantener la liquidez de las empresas. En primer lugar, se dispuso financiar un 35% en los sueldos de los trabajadores que perciban hasta S/. 1.500. Esto significa que las empresas solo deberán abonar el 65% de la remuneración de los trabajadores que entren en este margen salarial, para lo cual deberán iniciar un proceso de manera digital a través de la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat). Luego de ello, y al ver que otras empresas necesitarían una ayuda estatal para mantener la cadena de pagos funcionando, se dispuso el desembolso de S/. 30 mil millones que sirven de aval a unas 350 mil empresas a nivel nacional para que soliciten créditos a las entidades financieras con tasas blandas establecidas por el Banco Central de Reserva del Perú (BCR).

Por último, pero no menos importante, diferentes obligaciones tributarias se han visto aplazadas hasta julio, al menos por el momento, ya que al ser una crisis sin precedentes, las evaluaciones se realizan diariamente. Esto conlleva a que las medidas que vayan siendo tomadas varíen mucho. Estas acciones han sido recibidas con los brazos abiertos por los diferentes gremios turísticos que representan a los actores de la industria turística peruana. Sin embargo, exclaman que no son suficientes y esperan que, como en un momento lo mencionó la ministra Alva, se pongan en marcha planes específicos para el sector.

Nota principal-1.PNG

LA VOZ DE LOS PRIVADOS.

La crisis del turismo, aseguran muchos, ya venía en retroceso. Los números que dejó 2019 no fueron alentadores. Sin embargo, desde Mincetur exclamaron que el crecimiento para este año sería del 10%. Ahora se sabe que estas declaraciones quedarán para la anécdota, ya que desde el sector privado la sensación es que se trata de un año perdido.

Una de esas voces es la de Heddy Vílchez, presidenta de la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (Apotur), que coincide con ese pronóstico. “Considerando que desde Apotur el turismo es en un 90% receptivo, podemos decir que somos uno de los sectores más golpeados por la situación de coronavirus en Perú”, comentó.

A pesar de ello, las medidas que el Gobierno ha adoptado han sido recibidas como pertinentes, pero no lo suficiente como para salvaguardar la industria turística y todo lo que ella representa para Perú. La principal exigencia es que las medidas solo involucran a las empresas con menor carga de empleados y dejan fuera a las grandes empresas de turismo, que a su vez contratan a empresas más pequeñas como proveedores (transporte, alimentación y guías turísticos, entre otros).

“Son estas empresas las que invierten en ferias del exterior para hacer conocido al país, además de en tecnología y calidad de servicio. Estas empresas son las que dan vida a la rueda del negocio receptivo y activan la dinámica productiva del sector”, explicó Claudia Medina Samaniego, gerenta general de la Corporación Domiruth.

EL PANORAMA INTERNACIONAL.

Diferentes países ya han implementado la misma política de fronteras cerradas, lo que ha puesto en jaque a diferentes empresas que prestaban servicios turísticos, pero sobre todo a las aerolíneas, con algunas reduciendo sus operaciones a cero, inclusive. Las fotos de aviones en tierra se han convertido en la imagen común de los aeropuertos hoy en día. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) difundió un análisis que muestra cómo las empresas aéreas han comenzado a “quemar” rápidamente sus reservas de efectivo. De hecho, según la entidad, para el segundo semestre del año, que concluye en junio, podrían llevar gastados unos US$ 61 mil millones.

No quedan dudas de que la crisis que vive el turismo, y el mundo en general, no tiene precedentes. Si esto termina el 12 de abril –fecha que el gobierno ha dispuesto para el final del aislamiento social–, queda claro que la recuperación del turismo se dará en el largo plazo. Está en manos de los diferentes gobiernos del mundo ayudar a sus industrias turísticas para poder defender los empleos de uno de los sectores con mayor crecimiento a nivel mundial.

EL TURISMO Y LA CRISIS.

  • En 70% se desplomó la llegada de turistas a Perú en marzo (Mincetur).
  • US$ 700 millones son los que Canatur cree que se le deben asignar específicamente al sector turismo para créditos.
  • 3,5 millones de trabajadores son los que emplea el sector turismo en Perú (Canatur).
  • S/. 30 mil millones son los que ha dispuesto el Gobierno para el plan Reactiva Perú, para que las empresas puedan cumplir con obligaciones.
  • 80% es el subsidio que Canatur ha pedido para los trabajadores del sector turismo. El Gobierno ha otorgado hasta 35%.

Postea en tu Facebook