Inicio
Negocios
cruceros

Cruceros: radiografía de una industria en su mejor momento

Con los mejores resultados de su historia, la industria de cruceros se encuentra en la cresta de la ola, con auspiciosos pronósticos para los próximos años.

Según el reporte "Estado de la Industria de Cruceros 2023" elaborado por CLIA (Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, por sus siglas en inglés), el panorama de la industria no podría ser más auspicioso. En 2023, el volumen de pasajeros alcanzó los 31,7 millones, superando en un 7% los resultados de 2919.

Números impensables durante la pandemia, cuando se creía que el regreso a la normalidad de los cruceros iba a ser mucho más lento, atento al peligro de contagio que podrían representar cientos o miles de pasajeros movilizándose en espacios relativamente reducidos.

Pero no fue así, afortunadamente. América del Norte resultó la región que mayor crecimiento exhibió, pasando de 15,4 millones de pasajeros transportados en 2019 a 18,1 millones el año pasado (+17,5%).

Después sobresale Sudamérica, que creció un 6,6%, seguida por Europa (+7,7 millones). Asia y Australasia, en cambio, cayeron, resultado de fronteras que abrieron más tardíamente: -37,7% y -1%, respectivamente.

Para CLIA el futuro cercano es igualmente de promisorio: para 2027 la entidad pronostica que el volumen de pasajeros transportados alcanzará los 40 millones. Y se calcula que entre 2024 y 2028 la capacidad crecerá un 10% como mínimo.

Vale apuntar que la capacidad de los barcos también ha seguido la tendencia alcista en la demanda: de las 582 mil camas existentes en 2019 el sector llega a 2024 con 656 mil camas ofertadas, proyectándose que para 2027 esa cantidad crecerá hasta alcanzar las 737 mil camas.

Cruceros, un negocio multimillonario

La entidad líder de la industria de cruceros estima que la actividad ostenta un relevante impacto económico global, cercano a US$ 138 mil millones en 2022, a pesar de representar tan sólo el 2% de los viajes internacionales.

En términos de fuerza laboral, esto se traduce en la generación de 1,2 millones de empleos, con US$ 43 mil millones pagados en conceto de salarios. Se calcula que en 2023, cuyos resultados finales serán dados a conocer en septiembre próximo, la cifras serán aún mayores, atento a que la cantidad de pasajeros ha crecido un 50%.

Además, según subraya Kelly Craighead, presidenta y CEO de CLIA, este año las líneas de cruceros contarán con la respetable cantidad de 300 mil empleados desempeñándose a bordo y decenas de miles trabajando en tierra. “Y esta fuerza laboral continuará creciendo alrededor del mundo ya que de aquí a 2028 más de 50 barcos de cruceros se unirán a distintas flotas”, sostuvo la ejecutiva.

Y lo que dice esta organización está fuera de discusión: CLIA representa al 95% de las líneas de cruceros que existen en el planeta, tanto marítimas como fluviales, incluyendo los grandes nombres de la industria.

El reporte que da contenido a este artículo destaca que el 12% de los cruceristas hacen dos viajes al año, mientras que el 10% de los mismos lo hace en cinco oportunidades.

Además, el 82% de las personas que han abordado un crucero indican que lo volverán a hacer, en tanto que el 71% de los viajeros internacionales consideran tomar su primer crucero.

CLIA dice que la edad promedio de los cruceristas es de 46 años, en tanto que el Caribe (incluyendo Bermuda y Bahamas) es la región con más oferta de cruceros: 44,2%. Le siguen el Mediterráneo (18,5%) y los mares del norte de Europa (10,4%),

Los últimos hitos de la industria

Uno de los hechos recientes más significativos de la industria ha sido la puesta en servicio del crucero más grande del mundo, el Icon of the Seas, navío de 250.800 toneladas que el 27 de enero pasado se unió a la flota de Royal Caribbean International.

Construido en Finlandia, y con capacidad para 7.600 pasajeros y 2.350 tripulantes, dispone de 20 cubiertas, siete piscinas, pista de patinaje sobre hielo, teatro y más de 40 bares y restaurantes, entre otras amenidades. Sin dejar de lado, claro está, el parque acuático más grande en alta mar y la piscina más grande en un crucero.

Icon of the Seas.jpg
El Icon of the Seas, el crucero más grande del mundo.

El Icon of the Seas, el crucero más grande del mundo.

Basado en el puerto de Miami, el Icon of the Seas ofrece programas de siete días con recaladas en Costa Maya y Cozumel (México), Roatán (Honduras) y Perfect Day at Coco Cay (la isla privada de Royal Caribbean en Bahamas).

No tan significativo en tamaño, pero sí en trascendencia es el anuncio del magnate australiano Clive Palmer, titular de Blue Star Line, quien se propone hacer una copia del Titanic para recorrer el mismo trayecto que lo llevó a su hundimiento, pero, claro está, con los avances tecnológicos y de construcción de estos tiempos.

Dos veces, en 2012 y 2018, Palmer intentó replicar al malogrado navío, pero por distintas razones no pudo seguir adelante. Ahora, asegura que el Titanic II será una realidad que comenzará a construirse durante el primer trimestre de 2025 con la idea de unir el puerto inglés de Southampton con Nueva York.

“Ofreceremos un viaje incomparable en el tiempo, llevando a los pasajeros a la opulencia y el esplendor de la vida a bordo del Titanic original”, dijo Palmer.

Otro hito importante de la industria corre por cuenta de Disney Cruise Line, que en junio venidero inaugurará su segundo destino privado en Bahamas: Lighthouse Point.

Lighthouse Point.jpeg
Lighthouse Point, el nuevo destino de Disney Cruise Line en Bahamas.

Lighthouse Point, el nuevo destino de Disney Cruise Line en Bahamas.

Ocupando el cayo Lookout, parte de la isla Eleuthera, propondrá una inmersión en la colorida cultura local fiel a la cultura Disney bajo la premisa de preservar los espacios naturales, con bajo impacto ecológico.

Lighthouse Point dispondrá de playa exclusiva para adultos, kids club, parque acuático, cabañas premium en alquiler y restaurantes, entre otros servicios.

CLIA: hacia un futuro sostenible

CLIA reporta que existen 32 proyectos piloto para construir los barcos del futuro, que funcionarán con motores de nueva generación, más sostenibles y tecnológicos.

Mientras tanto, actualmente hay cuatro barcos que están navegando con biocombustibles renovables como fuente de energía y otros cuatro fabricándose con idéntico propósito. Sobresalen, además, cinco proyectos destinados a utilizar metanol verde y dos programados para el empleo de hidrógeno verde.

Según subraya CLIA, todos sus miembros se han comprometido a no descargar aguas residuales durante las operaciones normales, utilizando altos estándares en plantas de tratamiento en ciudades costeras que exceden los requisitos internacionales.

En cuanto a la conservación del agua, sistemas y prácticas de última generación permiten a las líneas de cruceros producir hasta el 90% del agua a bordo, evitándose así recurrir a áreas donde los recursos son limitados.

La protección de la vida marina es otra preocupación de la Asociación: las líneas de cruceros acordaron evitar o reducir voluntariamente la velocidad de los barcos en zonas sensibles.

Sobre la reutilización y reducción de residuos, algunos navíos pueden hacerlo ya en su totalidad, transfiriendo el calor sobrante de la maquinaria para calentar agua destinada a duchas y piscinas, y reduciendo significativamente el desperdicio de alimentos mediante el uso de biodigestores.

La conexión a estaciones costeras de electricidad (SSE, en inglés) permiten que los barcos puedan apagar sus motores cuando están en puerto, reduciendo de manera relevante las emisiones.

En la actualidad, 120 barcos (46% de la flota y 52% de capacidad global) tienen ESS.

En términos de consumo de energía, sistemas de lubricación por aire y revestimientos de cascos reducen la resistencia y, como resultado, se aumenta en casi un 10% la eficiencia del combustible.

Los nuevos barcos, más eficientes que nunca

El “orderbook” de CLIA apunta que durante 2024 se unirán a las flotas de sus miembros ocho navíos, a saber:

-Sun Princess (Princess Cruises): botado en febrero pasado, es un barco de 177.882 toneladas con 2.157 camarotes que le permiten recibir 1.600 pasajeros. Itinerarios por el Mediterráneo, Europa y el Caribe.

-Brilliant Lady (Virgin Voyages): con capacidad para 2.762 pasajeros en 1.408 cabinas, el cuarto barco de la compañía de Richard Branson entró en servicio en marzo pasado. Exclusivo para adultos, cubre actualmente destinos caribeños.

-Queen Anne (Cunard): el cuarto barco de la flota activa de Cunard podrá recibir hasta 3.000 pasajeros. Su viaje inaugural tendrá lugar el 3 de mayo partiendo desde Southampton (Londres) hacia La Coruña (España) y Lisboa.

-Utopia of the Seas (Royal Caribbean): con base en Puerto Cañaveral y viaje inaugural previsto para junio, este nuevo gigante de la naviera (236.860 toneladas) tendrá capacidad para 5.668 pasajeros. Itinerarios de 3 y 4 noches por el Caribe.

-Silver Ray (Silversea Cruises): este crucero de 54.200 toneladas debutará el 15 de junio uniendo Lisboa con Barcelona en una travesía de siete días. Con suites para 728 huéspedes, estará afectado a viajes por el Mediterráneo.

-Mein Schiff 7 (TUI Cruises): Con espacio para 2.900 pasajeros, entrará en servicio el 23 de junio partiendo desde el puerto alemán de Kiel hacia los fiordos noruegos. Luego, desplegará viajes de 8 a 17 días por el norte de Europa.

-Explora II (Explora Journeys): agosto es el mes elegido por esta firma de MSC Group para lanzar su segundo navío, de 63.900 toneladas y equipado con 461 suites, que hasta noviembre brindará programas por el Mediterráneo occidental.

-Disney Treasure (Disney Cruise Line): el 21 de diciembre próximo comenzará el derrotero de esta nave de 144 mil toneladas y capacidad para 4 mil huéspedes que navegará desde Puerto Cañaveral hacia el Caribe en programas de siete noches.

Seatrade: la voz de los expertos

Del 8 al 11 de abril pasado, Miami Beach fue sede de Seatrade Cruise Global, el evento anual número uno de la industria de cruceros y brújula para conocer el rumbo futuro del negocio. Participaron más de 11 mil profesionales de 120 países y hubo más de 600 exhibidores.

El panel principal, denominado “Estado global de la industria de cruceros”, reunió a auténticos expertos, a saber: Harry Sommer, presidente y CEO de Norwegian Cruise Line Holdings; Jason Liberty, presidente y CEO of Royal Caribbean Group; Josh Weinstein, presidente y CCO de Carnival Corporation; Kelly Craighead, presidenta y CEO de Cruise Lines International Association, y Pierfrancesco Vago, chairman ejecutivo de la división cruceros de MSC Group.

PortMiami.jpg
PortMiami, el puerto de cruceros más grande del mundo.

PortMiami, el puerto de cruceros más grande del mundo.

El nuevo cargo de Weinstein (CCO: Chief Climate Officer) es un indicador de hacia dónde va la compañía en particular y el sector en general: el respeto al medioambiente.

Se trató de una mesa redonda dinámica que giró en torno a los desafíos y oportunidades que plantea la actividad desde la mirada de líderes de cuatro de las grandes compañías de cruceros del planeta.

En línea con la sostenibilidad, durante el evento tres de los mayores astilleros remarcaron su compromiso por un mundo menos contaminado, que en el caso de la firma alemana Meyer Group se tradujo en la presentación de un prototipo de navío climáticamente neutro que se propone construir a partir de 2030 utilizando materiales alternativos.

El proyecto, llamado Necoleap, requiere una inversión de US$ 107,4 millones en investigación y desarrollo que estarán a cargo de 355 expertos en la materia.

El Astillero Fincantieri, por su parte, dio a conocer una propuesta de “barco verde”, con cero de emisiones contaminantes en 2035, antes del compromiso de la Asociación Marítima Internacional de lograr ese objetivo en 2050.

Conclusiones

Está claro que la industria de cruceros está viviendo el mejor momento de toda su historia, con excelentes niveles de ocupación, buena rentabilidad y generando más oportunidades de trabajo, más allá de los conflictos territoriales y los procesos inflacionarios que padecen numerosas naciones en el mundo.

Prácticamente todas las líneas de cruceros tienen planes de construcción de nuevos navíos y de expansión de rutas.

Además, los pasajeros son cada vez más jóvenes. El sector es ahora multigeneracional, con más de un 30% de familias viajando al menos con dos generaciones. Y con un creciente porcentaje de millennials (31%) entusiasmados por tomar un crucero.

El principal desafío pasa por la sostenibilidad en los mares y ríos, aunque es bueno subrayarlo, tan sólo el 1% de los barcos que navegan por el mundo son de placer. La gran parte del resto son cargueros.

Estado de la industria de cruceros 2024
Informe Especial CLIA

Embed - CLIA Is Leading The Way For The Cruise Industry

Temas relacionados

Deja tu comentario