REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Problemas para la implementación de protocolos

El reinicio de actividades significaría un desafío para los restaurantes que quieran empezar a operar apenas sean certificados.

Hace unos días, el ministro Edgar Vásquez, titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), anunciaba que ya se había aprobado el protocolo de bioseguridad para restaurantes. Sin embargo, mencionó que solo unos 2.000 restaurantes podrían atenerse a la norma.

Ahora, la declaración ha variado un poco, pero conlleva muchas acciones. “Cualquier restaurante puede participar, sea pequeña, mediana o gran cadena”, mencionó el ministro.

Lo cierto es que muchos restaurantes pusieron su maquinaria de marketing y publicidad a trabajar, con anuncios de su “vuelta al barrio”, pero desde el Ejecutivo han pedido prudencia, ya que, si bien el protocolo ya salió del Mincetur, aún tiene que ser analizado por el Consejo de Ministros y el grupo de trabajo ad hoc creado para el reinicio de actividades, con el Ministerio de Salud teniendo la última palabra.

CERTIFICACIONES PRIMERO.

Y es que incluso luego de publicada la norma, es decir que haya obtenido la aprobación de todos los niveles de Gobierno, el reinicio de actividades no es automático, puesto que todos tendrán que buscar una certificación. Vásquez explicó que serán los gobiernos regionales y locales los encargados de esta certificación y el cumplimiento adecuado del protocolo. “Vamos a darle el apoyo a los gobiernos municipales que tienen por ley las competencias de fiscalización a los restaurantes a nivel de sus distritos”, manifestó.

Esto podría significar un riesgo, ya que la crisis ha desnudado la capacidad de dichas entidades gubernamentales en la implementación de políticas públicas, por ejemplo, la entrega de canastas a los más afectados por el coronavirus. ¿Tendrán la capacidad suficiente para realizar la fiscalización?

Por otro lado, desde el sector privado ya han planteado que va a significar un gran reto empezar bajo estas condiciones. “El delivery va a ayudar, pero no será suficiente para reactivar el circuito gastronómico”, declaró Pedro Miguel Schiaffino, chef del restaurante Amaz. Bajo la norma, los encargados del delivery tendrán que ser los mismos trabajadores del restaurante. Además, el ministro Vásquez anunció que las aplicaciones para entregar aún no entrarán en la primera fase de reactivación.

El reto más importante va a ser, sin embargo, el tener que aplicarles pruebas de descarte de Covid-19 a todos los empleados que vuelvan a trabajar. Con una clara escasez de pruebas a nivel nacional, el hacerse de pruebas para poder aplicarlas a todos los trabajadores va a ser una tarea realmente titánica.

Postea en tu Facebook