Inicio
Negocios
República Checa

República Checa: 5 experiencias imperdibles en Český Krumlov

La bella ciudad de República Checa invita a pasear por su casco histórico, visitar el castillo local y navegar por el río Moldava, entre otras actividades.

Atravesada por el río Moldava, Ceský Krumlov es una ciudad de República Checa que cautiva tanto a fotógrafos amateurs como profesionales. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1992, es un destino que invita a sus visitantes a perderse en sus encantadoras calles y mágicos rincones.

A continuación, cinco experiencias para disfrutar a pleno de su belleza.

Embed

República Checa: 5 propuestas para disfrutar de Ceský Krumlov

Entre las actividades imperdibles para realizar en la ciudad figuran:

  1. Perderse en las calles de la Ciudad Vieja: caminar es la manera ideal de conocer la ciudad de Ceský Krumlov.
    Hay que olvidarse del tiempo y perderse en el casco histórico para admirar los edificios con frescos renacentistas y barrocos.
    También vale recorrer la Plaza de la Concordia, la Iglesia de San Vito, el complejo de Monasterios y la Galería de Egon Schiele, además de bellas vistas en el mirador frente al Hotel Re o desde el puente que cruza el río Moldava.

  2. Visitar el Castillo: el principal atractivo de Ceský Krumlov es su majestuoso castillo, que cuenta con más de 40 edificios.
    Este complejo es el segundo más extenso del país después del Castillo de Praga, y se lo puede conocer en una visita guiada.

  3. Recorrer el río Moldava en balsa: el río da la vuelta alrededor de toda la ciudad y la mejor forma de recorrerlo es en balsa o kajak.

  4. Tomarse la foto de la época preferida: en el Museo-Fotoatelier Seidl se puede conocer cómo se hacían las fotografías hace más de 100 años y admirar las dedicadas a la ciudad, sus alrededores y sus habitantes de esos tiempos.
    También es posible tomarse la foto como si se estuviera en esa época.

  5. Vivir la Fiesta de la Rosa de Cinco Pétalos: cada año, el tercer fin de semana de junio, la ciudad regresa al siglo XVI para vivir su época más célebre, glamorosa e importante, cuando gobernaba la familia noble Rosenberg, que tenía en su escudo la rosa de cinco pétalos.
    Para la ocasión, la gente viste trajes de la época, los caballos sustituyen a los vehículos, hay desfile de caballeros y combates medievales.
    También hay mercados de artesanías y de comida de ese tiempo, a la vez de conciertos de música renacentista.

Gracias a estas propuestas, y a su belleza única, Ceský Krumlov es un destino que transporta a otra época a cada uno de sus visitantes.

Te puede interesar:
República Checa: experiencias imperdibles en Praga

República Checa Salón de Máscaras.png
Ceský Krumlov es una ciudad de República Checa que cautiva tanto a fotógrafos amateurs como profesionales.

Ceský Krumlov es una ciudad de República Checa que cautiva tanto a fotógrafos amateurs como profesionales.

República Checa Río Moldava.jpg
República Checa: el río Moldava da la vuelta alrededor de toda Ceský Krumlov y la mejor forma de recorrerlo es en balsa o kajak.

República Checa: el río Moldava da la vuelta alrededor de toda Ceský Krumlov y la mejor forma de recorrerlo es en balsa o kajak.

Temas relacionados

Deja tu comentario